Una pista de atletismo en la… oficina!

En el desarrollo personal hay que buscar estímulos, y el deporte es uno de ellos. Uno de los grandes comunicadores actuales, Mario Alonso Puig detalla magistralmente en sus libros las fantásticas reacciones que el ejercicio físico producen en nuestro sistema cardiovascular, músculos, cerebro… Un reto físico potencia nuestras capacidades y estimula la creación de neuronas!

Captura de pantalla 2014-05-23 a la(s) 13.21.12

Los espacios y zonas dedicadas a actividades sociales se han consolidado ya en muchas oficinas y centros de trabajo. Empresas de diferentes tamaños y sectores han incorporado estos últimos años pequeñas salas para el café, sofás para reuniones informales, salas de concentración…, pero como veis en la foto de esta empresa tecnológica de Estambul, lo último que los arquitectos y coachs están incorporando son zonas para hacer deporte!!!. Zonas abiertas, en las que veas a los compañeros, en las que te vean, en las que puedas parar a estirar mientras charlas sobre un proyecto, sobre un email del cliente, sobre una nueva idea…

Aquí tenéis más info de este genial proyecto (Link y foto de Emre Dörter)

Brillante idea y personalmente… yo la usaría como complemento o forma de estimulación-desconexión puntual… porque lo de ir a correr por la playa o el campo, eso no lo cambio por nada! 🙂

Feliz fin de semana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Dónde vivir?

wheretoliveTodos, de forma consciente o inconsciente, buscamos ese lugar, buscamos nuestro lugar. Contestar a esta pregunta depende de muchos factores, muchos de ellos incluso desconocidos y por supuesto, cambiantes.

Dicen por ahí que a preguntas complejas, respuestas simples. Pues eso, podemos bucear en mil argumentos, todos importantes, pero al final estamos aquí para querer y ser queridos. Por ello, el lugar en el que puedas amar plenamente seguro que será donde debas vivir… donde serás feliz!.

Relacionado también con el amor es el segundo aspecto crucial. Y es el amor a lo que haces. Estos días se ha hablado mucho del cambio de residencia de Sir Richard Branson, hasta ha habido un post en su blog donde daba los motivos a raíz de la polémica fiscal que se suscitó. Para Richard Branson, poder estar con su familia en una ambiente más relajado para trabajar y con la posibilidad de practicar los deportes que ama ha sido determinante.

Lo siguiente será analizar donde puedo amar de la mejor manera posible, y como aquí la cosa se complica, detallaré algunos de los criterios que comenta en el artículo del Financial Time, Where to live. Desde un punto de vista más financiero/estilo de vida me han parecido interesantes los siguientes:

– Lugares con escuelas de alta calidad.

– Riesgo político.

– Riesgo financiero/bancario.

– Seguridad.

– Coste de la energía.

– Clima.

– Comida.

Según este artículo basado en el Knight Frank Lifestyle Report, “los ricos” parecen tener claro los criterios para elegir donde vivir. Para los demás esto es “diferente”… por lo menos desde el punto de vista fiscal/financiero (las preocupaciones y/o posibilidades son distintas). Bastaría buscar ese lugar donde podamos amar, ser amados, trabajar y vivir a gusto.  Feliz semana… Life is soft! 🙂

Lectura relacionada y recomendada: Próximo proyecto: tu vida

Cambiar lo imposible en 4 MINUTOS!!!!

En ocasiones una sola chista puede cambiar la rutina. Disfruta de los 8 minutos de este video, y si te gusta, compártelo. Seguramente conseguirás cambiar a mejor el día de algún familiar, amigo o compañero.

“La llegada de un buen payaso al pueblo hace más por la salud de sus habitantes que 20 burros cargados de fármacos”.
Dicho inglés del siglo XVII

“La llegada de la ILUSIÓN y ENTUSIASMO a la gente hace más por la ECONOMÍA que 20 mil millones emitidos por un Banco Central”
Dicho inglés que he adaptado al año 2012

Los efectos secundarios de la risa  🙂

Vale la pena sudar un poco para llegar ahí, ¿no?

Escada para o paraiso perdido

¿Cuántos de vosotros subiríais estas escaleras a pesar de que?

… aquí abajo no se está tan mal,

… están muy empinadas,

… igual a medio camino no puedo seguir,

… no tengo la certeza de si valdrá la pena lo que hay ahí arriba,

… no puedo subir con todas mis pesadas bolsas,

… me dicen que no, que no, que no suba que igual me caigo,

… además, no estoy preparado. Hace tiempo que no practido deporte y seguro que tendré agujetas y lo pasaré mal.

¡ NI CASO… ALLÁ VAMOS!

El valor económico de la motivación

Reichstag's Cupola De todos es sabido que en los próximos años las economías occidentales se enfrentan a crecimientos económicos bajos. Este entorno afecta a las expectativas y al potencial de creación de riqueza, y por consiguiente, a la valoración económica de los proyectos.  ¿Esto significa qué todos los proyectos empresariales valen hoy menos? Yo creo que no. Si creyera lo contrario, hubiera cogido hace años las maletas y estaría en un país emergente. 😉

Ahora, más que nunca, la clave está en la gestión de lo que no se ve, de lo intangible de las personas y de los negocios. La crisis se ha cargado muchas cosas tangibles, y entre ellas nada más ni nada menos que la financiación, pero la capacidad de motivar y desarrollar el talento, las habilidades y la productividad de las personas sigue ahí.

Esta crisis nos ha quitado cosas, pero debemos compensar estas limitaciones. Conocer lo que realmente motiva a las personas y llevarlo a cabo en las empresas es la alternativa, es la solución para conseguir un alto valor económico en el mal entorno en el que estaremos.

Ahora debemos reflexionar sobre lo que realmente motiva a los trabajadores. Existe mucha literatura sobre la motivación, pero yo os dejo los videos de Daniel H Pink, experto en estrategia y transformación económica y autor de A Whole New Mind y Drive (La sorprendente verdad de qué nos motiva)


Un ejemplo con el método de valoración DFC de esta nueva perspectiva: si ahora hablamos de g (tasa de crecimiento futuro constante) más reducidas por la caída de comercio y la inversión, debemos sumarle ahora una nueva variable (m) que mida el grado de motivación con el que se gestiona el proyecto empresarial.

Motivación 1.0, es la básica, la que explica que comemos porque tenemos hambre. Para mi esto vale  (m)=0, no aporta nada diferenciador a la g asociada al proyecto

Motivación 2.0, que es la motivación por medio del “bonus”, famosos por incentivar decisiones cortoplazistas que han ayudado a engrandecer la crisis financiera. Para este sistema yo lo ponderaría con  (m)=0,5

Motivación 3.0, la que recoge los principios defendidos por Daniel H Pink y muchos otros, que ponderaría en  (m)>1

Creo que lo realmente importante es que usando el método que veamos más oportuno, deberíamos introducir una variable que mida qué grado de motivación existe, cómo éste se asimila y se integra en la cultura de la empresa y cómo afecta a la capacidad de producción y venta. Si todo está alineado, ponerlo como punto del business plan y medirlo es una interesante evolución en la valoración económica de una empresa. Todos sabemos que un indicar que se mide, se pone por escrito, se hace un seguimiento… lo tomamos en serio.

Occidente, Europa y España pueden y deben seguir apostando por la creación de riqueza. Un dato: 18 de las 30 compañías en el DowJones Industrial Index nacieron durante una crisis

Os dejo una entrevista a Daniel H Pink en el Semanal XL